Press

Feature

Benjamin Bernheim: “La ópera necesita nuevos compositores y piezas; nuevas historias que hablen a la gente de ahora”


Benjamin Bernheim está llamado a ser el gran tenor del mundo de la ópera en las próximas décadas y actúa por primera vez en España este sábado en un recital lírico en el Festival Castell Peralada (en otoño estará también sobre el escenario del Liceu de Barcelona en Rigoletto). El artista, cuyo talento ha propiciado que Rolex lo elija como uno de sus testimonees, nos concede una entrevista en exclusiva antes de viajar a nuestro país.
Benjamin Bernheim La pera necesita nuevos compositores y piezas nuevas historias que hablen a la gente de ahora
Cortesía de Rolex

El tenor Benjamin Bernheim (París, 1985) representa el futuro de la ópera. Lo hace por su juventud, por su apertura de miras (está llamado a ser uno de los líderes de una necesaria revolución, como se puede comprobar en esta entrevista), por su impresionante trayectoria (es ya un habitual en los papeles principales de las grandes producciones del Teatro alla Scala, la Royal Opera House o la Opéra national de Paris) y por el reconocimiento del que goza por parte de la crítica y el público (“La voz de tenor más bonita desde la de Luciano Pavarotti”, escribió sobre él Süddeutsche Zeitung; mientras Opera News la califica como “impecable y pura, capaz de pasar del pianissimo más delicado a un heroico fortissimo”).

Su carrera es meteórica en todos los sentidos: ya ha firmado por Deutsche Grammophon, el sello discográfico más prestigioso del mundo de la ópera; y Rolex, siempre comprometida con las artes y la cultura, lo eligió para ser uno de sus Testimonees en 2017, cuando empezaba a despuntar. Este año tendremos la oportunidad de descubrir su talento en directo en España: en un recital dentro del Festival Castell Peralada (24 de julio) y en otoño en el Liceu de Barcelona en Rigoletto (28 de noviembre y 1, 5,10,14 y 18 de diciembre). Antes, hablamos con él en exclusiva.

Benjamin Bernheim La pera necesita nuevos compositores y piezas nuevas historias que hablen a la gente de ahora

GQ: ¿Cuándo fue la primera vez que actuaste delante del público después de la pandemia y cómo te sentiste?

Benjamin Bernheim: Bueno, en realidad fue todavía durante la pandemia, porque la Ópera de Zúrich reabrió en julio del año pasado para unos pocos conciertos en los que participamos Sabine Devieilhe, Thomas Hampson, Javier Camarena y yo, entre otros artistas. Yo canté con Sabine con un aforo limitado al 50 %. En ese momento estábamos convencidos de que era el comienzo de la reapertura definitiva, pero por desgracia no fue así. Y después volví a cantar ya en septiembre en Burdeos en La Traviata, pero de nuevo todo se paró. Así que durante 2020 tuve ocasión de actuar en algunos conciertos con público, pero sobre todo en varios que se retransmitieron en streaming, lo que me permitió seguir muy conectado a mi trabajo. Fue de todas formas muy frustrante tanto para el público como para nosotros.

Y este año has seguido con las actuaciones en streaming, como cuando hiciste Fausto en marzo en París y se retransmitió para todo el mundo. ¿Cómo lo viviste?

En principio creíamos que íbamos a tener público, pero no fue posible, lo que siguió siendo frustrante. El gran problema no es para la gente que ya tiene una carrera consolidada, sino para los grandes cantantes de ópera que han sido dejados de lado, ya sea por no tener la suerte de tener un sello discográfico detrás o por no haber debutado en una gran ópera. Muchos no han tenido siquiera la oportunidad de cantar en streaming y eso es un gran problema. Yo he tenido mucha suerte de poder hacerlo, pero otros también se merecían esa oportunidad y no la han recibido.

Benjamin Bernheim lleva en la mueca un Rolex Oyster Perpetual Datejust 41 mm.
Benjamin Bernheim lleva en la muñeca un Rolex Oyster Perpetual Datejust 41 mm.

A lo largo de 2021 vendrás dos veces a España. Primero darás un recital en el Festival de Peralada este verano (el 24 de julio, con todas las entradas agotadas, aunque es posible apuntarse a la lista de espera) y luego a finales de otoño interpretarás el rol del Duque de Mantua en Rigoletto en el Liceu de Barcelona. ¿Es importante para ti?

Desde luego. Es la primera vez que vuelvo a Cataluña desde hace 15 años. Cuando era muy joven participé en una master class en Sabadell cuando me estaba formando y luego también pasé por Santiago de Compostela y Oviedo, pero ésta es realmente la primera vez en la que canto en España y estoy encantado.

¿Cuál es tu ópera favorita?

En este momento diría que Manon, porque me encanta el rol de Le Chevalier des Grieux. También he tenido el inmenso placer de hacer de Rodolfo en La bohème y de participar en otras grandes como Fausto o Romeo y Julieta. Y me estoy preparando ahora mismo para debutar en Los cuentos de Hoffmann en Hamburgo, que es importantísimo para mí porque llevo soñando con ello durante años.

Benjamin Bernheim La pera necesita nuevos compositores y piezas nuevas historias que hablen a la gente de ahora
Thomas Laisné